martes, febrero 17, 2015

Todo se transforma

Aquél que pensaba que tras haber logrado la ansiada vuelta a primera división -como no podía ser de otra manera, con el corazón latiendo en la garganta-, la historia iba a volverse benévola en respuesta a tanto padecimiento, se equivocó. Con la huida de la falsa pertenencia, y la asunción de una nueva directiva, los males no dejaron de azotar las márgenes de la pasión. Al parecer, la expiación de los pecados durará más de lo pensado. Quizás, hasta que la masa societaria deje de equivocarse. Quizás, hasta que el compromiso supere los límites del mero aliento. Quizás, hasta que la conducción de turno sea encarada con verdadero profesionalismo y no pensando en obtener un rédito personal o basándose sólo en buena voluntad.

Los últimos años han sido marcados por un estigma difícil de superar. Nadie logró interpretar lo que significa la institución, lo que necesita para recobrar su identidad y bracear en busca de una franja de tierra firme donde hacer pie y replantear el futuro. El técnico que hoy despiden nunca debió ser una alternativa. Los errores de la gestión, la falta de capacidad para campear tempestades, deriva en un papelón que no sólo posiciona a la entidad batiendo marcas negativas sino que afecta directamente la estructura conformada para afrontar el mamarracho del torneo extra large. Quien acepte el desafío, tendrá que lidiar con material sin devolución y conociendo de antemano los argumentos que le servirán de justificación ante el fracaso cantado.

El nombre del bendecido, a esta altura, no reviste mayor importancia. Aunque algunas cabezas huecas pretendan desviar la atención barajando figuritas como si nada hubiera sucedido, el tamaño del yerro ya condicionó la temporada entera. Las dudas, las indecisiones de un presidente que nunca encajó en el rol, tan lábil como su candidatura, hoy hacen eclosión en medio de contradictorias declaraciones. Un valioso tiempo desperdiciado del que nadie se hace cargo. Y unos cuantos billetes tirados irresponsablemente. Reconstruir las ruinas no es tarea fácil. Hacen falta honestidad, coraje, templanza e inteligencia para llevar a cabo la titánica labor de reparar años de laceración. Está comprobado que no es para cualquiera.


APOSTILLAS

Dimes y diretes. El presidente dijo que la salida fue consensuada, el ahora ex entrenador lo negó. La mentira es una necesidad impuesta por el medio para sobrevivir a pesar de todo. Del lado de los contratados se puede entender. Del lado de la dirigencia, nunca jamás. Por lo visto, la nefasta gestión de la banda en fuga hizo escuela. Alumnos bien aprendidos, no faltan. Pequeñas diferencias, grandes detalles.

Debut y despedida. El jugador que le salvó las papas en la decisiva instancia del final, lo enterró hasta el caracú frente a miles de atónitas miradas. Pero el palo no sólo tenía como destinatario al técnico, sus compañeros también fueron rozados por las críticas. El "parecíamos entregados" resonó como un grito contra el planteo táctico y contra los intérpretes. Semejante comienzo merecía tamaño final.

Idas y vueltas. La comisión directiva debería dar una explicación respecto del comentario que surgió en la tv impúdica acerca del papel que actualmente juega el goleador histórico en la institución. "No es exactamente un manager pero es un permanente colaborador", se escuchó desde el campo de juego. ¿El socio y cómplice de la falsa pertenencia de vuelta a las andadas? Ni un poquito de vergüenza.

Caras y caretas. Los serviles consuetudinarios siempre tienen argumento para apoyar lo que sea sin necesidad de esbozar la más mínima crítica. El torneo largo servía para brindarles a los clubes la posibilidad de sostener proyectos. Otra vez se les quemaron los papeles. Al parodismo vernáculo no se le cae la caripela porque la tiene de cemento. Total la opinión pública no sabe nada. Los inimputables son mayoría.

12 comentarios:

  1. Volvió Colon. Siempre sufrido. Pero vivo, como siempre. Regresará Cristobal?

    ResponderEliminar
  2. Igual estoy contento, empatar con esta nueva version de Boca no es poca cosa. Me gusta el poder de la gambeta, y ojalá aparezcan muchos Negro Ibarra, muchos Cristian Castillo, y por supuesto que muchos otros más. Me gustaría que el equipo no ponga el culo tan atrás, es un sueño que tengo que Colon sea un equipo corto, como me gustaría... y bueno, yo tengo fe que de a poquito vamos ir viendo otra cosa, ojala que sea el fin del pelotazo a dividir y que empezemos a dar mas de tres pases seguidos, no es mucho pedir y por eso tengo fe. Suscribe: Perico de la EIS, y ojalá que podamos seguir al Negro cuando viene para estos buenos aires. Saludo a la negrada a la distancia

    ResponderEliminar
  3. El tecnico debe trabajar consigo mismo. La función de Alario fue equivocafa. Facilito el trabajo de los centrales rivales. Ramirez más apoyo que lo desgaste menos físicamente para rendir más en el juego.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con Cristóbal

    ResponderEliminar
  5. Es culpa de Merlo el horrible y espantoso momento de Colón? En parte, sí. Pero con el correr de los partidos se nota que la máxima responsabilidad es de quienes han traido del mercado persa a algunos jugadores. El cóctel explosivo negativo se completa con un nuevo entrenador que no da pie con bola. Y la peligrosa costumbre de perder, de ir a la cancha a cualquier cosa menos a pedir un poquito de cerebro cuando se juega.

    Falta preparación física? Puede ser, eso en un par de partidos lo más probable es que se zanje. Falta trabajo futbolístico o faltan jugadores? Ya lo dijo López (uno de mis jugadores favoritos en aquellos Colones desabridos de los noventa, antes de la Revolución). Faltan las dos cosas. Asume Lopez que algo en la conformación del plantel no está bien. Pero el problema a mi criterio es que falta trabajo. Que las ideas del DT aplicadas a este plantel no dan ni van a dar frutos, porque este DT es muy poco estratega, escaso de ideas y de pocas luces. Seguramente esto esta dado por la falta de experiencia, pero achaco al técnico la falta de trabajo en ofensiva, por ejemplo, que no permite contar más que con una mano las pocas ocasiones de gol que este equipo, con el plantel que tenga en cancha, genera por partido.

    Sin jugadas preparadas en ofensiva, con jugadores como Ramírez o Ledesma que pasean por la cancha en un fútbol super competitivo y que tampoco aportan la pausa necesaria o el remate a distancia cuando están en cancha, que dejan pensando realmente que todo esto es una gran incógnita. Un Villarruel asustado, sin capacidad para pasar a un defensor parado, un Alario o Becerra que están peleándose más con los centrales que buscando el hueco para meter un remate. Los delanteros de colón conocen más la cara del arquero propio que la del rival. Atacar en primera división con 2 jugadores (uno de espaldas) cuando el rival te espera con 4 es una risa. No sube nadie, nadie pasa a nadie, y a la hora de la verdad definición inexistente. Tampoco hay carril, y con suerte algo de recuperación en el medio es ya digna de aplausos. Colón, a pesar de lo poquísimo logrado en los últimos tiempos, seguramente hay algo que no tiene, y es fondo. Colón no tiene fondo. Pierde, y pierde, y no saca puntos, y ya son 6 fechas las que pasaron. 18 puntos, dos en tabla.

    Todavía me acuerdo de las puteadas a Olivera, el central que puso Osella en un intento por darle solidez defensiva a un equipo entonces, endeble como ahora. Y a Landa jamás se lo putea.

    Y Landa siguió siendo titular. Se mandó las mil y una. Jugó bien o aceptablemente, un solo partido (Banfield). Arriba en la pelota parada no aporta nada, y bien podríamos decir que Conti solo se las arregla contra todos. Lo de Landa es indigno, y merece ser apartado del titular POR PERRO.

    Además, un equipo que no ataca y se mete los goles en contra por omisión y por boludear y por falencias técnicas que son imperdonables en la categoría. Así no se puede.

    Lo único que hace bien López es parar al equipo cuando Broun saca del fondo el viandazo (no se vayan a creer que queremos salir del fondo de abajo, eso es un tema tabú). Poco aguante arriba, mucha falta de protagonismo a la hora de agarrar la pelota.

    A Colón le faltan 2 siglos para ponerse a tono con la categoría.

    Yo no pido futbol champagne. Tampoco me preocupa el compromiso, que se tuvo por ejemplo, contra Boca. Me preocupa que esto es lo que hay, que no hay más que esto.

    No se vislumbran cambios a futuro, por eso el entrenador del momento, también pasará, porque no tiene las espaldas ni las luces para bancar este momento. Tendrá que venir otro.

    Uno, por fin, que labure.

    Laburen, loco, que para eso se les paga.

    (FM)

    ResponderEliminar
  6. Buena FM, se estaba extrañando tus comentarios a falta de los del anfitrión estrella. A mi entender y viendolo por tv que no es igual que estar en campo, Colon jugó bastante aceptable, me gusta que sea vertical, aunque se pierda la pelota, me vuelve loco ese toquecito intrascendente hacia atras para "tenerla". El equipo jugo el primer tiempo corto, se ve que no está Landa, dieron más de tres pases seguidos, patearon de media distancia, tuvimos chances de gol, la defensa impecable, asi que no es para descorchar champaña pero esta vez podemos decir que se mejoró, por lo menos así lo veo yo, un humilde sabalero que lo sigue al negro a la distancia. Suscribe: Perico (EIS). Saludo cordial a la negrada.

    ResponderEliminar
  7. Perico vimos el mismo partido con diferente percepción del juego. fue discontinuo. Sablazos hacia adelante por falta de confianza en la salida. Algunas imprecisiones en los pases. Y por momentos con manejo del balón acertado. Rápido en contraataque aunque falto de puntería, pero con ideas de cómo se juega en base a experiencia de algunos jugadores. Perdieron resistencia, queda calidad. Hay que aprovecharla con rivales como el de ayer que en líneas generales estuvo flojo. Impreciso, tal vez por nerviosismo. En fin, el resultado nos sirve para el ánimo del hincha que debe seguir alentando. El próximo partido debemos ganarlo. Por una buena diferencia que permita consolidar el grupo anímica y futbolísticamente. Creo nuestro objetivo, para ser realistas, está entre el 15° y 20° puesto.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué sufrimiento anoche! Alambrando por los amonestados. Puteando por los pases hacia el rival y maldiciendo por las jugadas de contragolpe que generaban con la indefensa nuestra desordenada. A los jugadores: por favor, muchachos, piensen en nosotros. Sufrimos por la pasión. Entre ustedes elijan un líder que los guíe en la cancha. ¿O no hay esa posibilidad? Y vean el video de anoche. Demasiados errores. En el potrero alguno terminaba echado por sus propios compañeros. Hace un tiempo, dije que estábamos para mantenernos entre el puesto 20° -como tope- y 25° -mínimo-. ¡Humm! Cuidado. Y mucho.

    ResponderEliminar
  9. Donde escribe ahora la gente de este blog

    ResponderEliminar
  10. No sé. Volvió el innombrable... ahora falta el regreso de Cristóbal.

    ResponderEliminar
  11. GL con 2 años de prisión en suspenso. Pero los encubridores siguen escribiendo en El Litoral y trabajando en algunas radios.

    ResponderEliminar
  12. Y alguna novedad para comentar?

    ResponderEliminar